lunes, 25 de marzo de 2019

RESEÑA DE "LEYENDO A TOLSTÓI HASTA ARRIBA DE ANSIOLÍTICOS"




De nuevo os traigo una nueva reseña. Hoy lunes os traigo la reseña de un libro no apto para cardiacos. Hoy hablaré de una novela que, por el título, llama la atención o eso es al menos lo que me ocurrió a mí cuando fui a coger esta novela para leerla y saber que trama tenía.
Y una vez que he leído "Leyendo a Tolstoi hasta arriba de ansiolíticos", tengo que decir que Manuel Fernández ha entrado en mi lista personal de aquellos autores que merecen la pena ser leídos. 
Para empezar, en esta novela de Atlantis Ediciones, el autor se centra en el típico villano de todas las novelas en vez de centrarse en el "lado bueno". El protagonista de esta novela, Ismael Carmona, quien tuvo una infancia un tanto nefasta, responde ante la sociedad de una manera espeluznante. La gota que colma el vaso de la vida de Ismael Carmona es la muerte prematura e inesperada de su padre y la llegada de un padrastro que se pasa más tiempo en el bar que en el propio hogar y que cuando está en el hogar es para vivir a cuerpo de rey sin mostrar ni un ápice de cariño ni a la madre de Ismael ni al propio chaval.
Este hecho hace que Ismael cometa un asesinato que, cuando leí la situación en la que comete el asesinato tuve la tentación de dejar de lado la novela porque me veía incapaz de finalizar su lectura. ¿Por qué tuve la tentación de dejar la lectura de "Leyendo a Tolstoi hasta arriba de ansiolíticos"? Porque la primera víctima de Ismael fue su propia madre a quien asesinó en venganza hacia su padrastro.
El lector que vaya a leer esta impresionante novela, porque hay que decirlo, es una novela muy adictiva, descubrirá que Ismael Carmona será capaz de montar una tapadera que le ayude a sembrar el pánico en la ciudad.
A pesar de todo lo mencionado anteriormente, a lo largo y ancho de la novela hay varias frases que llaman la atención, o por lo menos a mí me llamaron la antención. Al principio de la novela, más en concreto, en la página 9, Ismael cuenta su vida y, en un momento dado comenta del padre de Blanca que obligaba "a los novietes que osaban subir a pedir la mano de las doncellas les obligaba a jurar sobre el As y el Marca". Otra frase que me hizo gracia fue cuando Ismael es capaz de comparar todos los libros que ha leído en su vida con el famoso Everest. En un momento dado, haciendo un repaso de su vida, Ismael Carmona comenta "Me leí más de ocho mil libros en mi vida y eso sí que es un ocho mil instructivo y verdadero y no el Everest". Aquí le tengo que dar la razón al protagonista de la novela porque a mi tampoco me va lo de la montaña. Lo que me gusta a mi es pasear por la montaña o por cualquier otro lugar del planeta leyendo sin necesidad de moverme de mi rincón preferido de lectura. 
Dicho lo cual, os recomiendo que os leáis esta novela para averiguar que es lo que le puede pasar por la cabeza a un psicópata que lo único que busca es sembrar el pánico y el terror. 


FICHA TÉCNICA:

NÚMERO DE PÁGINAS: 250 Páginas.
AUTOR: Manuel Fernández.
EDITORIAL: Ediciones Atlantis.
ENCUADERNACIÓN: Tapa Blanda.
ISBN: 9788494956515

SINOPSIS:

Ismael Carmona, un chiquillo de doce años a quien la fortuna repartió mala mano, repasa su historia vital desde el día en que acaeció la muerte prematura e inesperada de su progenitor, en un pueblo perdido entre montes. De físico muy desagradable, huérfano de padre y con una mamá casquivana y descuidada que le introduce a un padrastro alcohólico y despectivo en el hogar, a Ismael, pobrecito de él, se le comienza a agriar el carácter y nublar la razón debido a tanto padecimiento. Hasta el punto de que, un día malhadado, acaba asesinando a su propia madre, dando comienzo con este primer atentado a una cadena aparentemente inacabable de crímenes sangrientos y vengativos.
Su mal control de las emociones y otras circunstancias perversas le conducen, de muy niño, a ser recluido en un internado, primero, y en un hospital psiquiátrico más tarde, donde entretiene las horas aplicado a la lectura de todo tipo de novelas y ensayos, costumbre gracias a la cual acaba formándose un carácter ciertamente cultivado a la par que cruel y violento.
Años más tarde, ya adulto Ismael y poco después de comenzar a desempeñar labores como fotógrafo ambulante en una empresa insignificante de Madrid, una serie de crímenes perpetrados contra muchachas jóvenes sume en el terror a la ciudad.  Los servicios policiales, pese al ingente número efectivos movilizados, caminan despistados en sus labores de captura del que ya se conoce en toda la capital como el Asesino del Ajedrez. Como última salida, desde la Jefatura Superior acaban reclamando los servicios del Inspector Sergio Núñez Kirkpatrick, integrante de la Brigada de Homicidios de Barcelona, un detective especialista en perfilación criminal.

domingo, 24 de marzo de 2019

RESEÑA DE "EL DEBER CONTRA EL DESEO"

 
Bilbao, aquella ciudad tranquila del norte de la geografía española. Bilbao, aquella ciudad en la que prima los buenos edificios como el estadio de fútbol del Athletic Bilbao San Mamés. La tranquilidad reinante en Bilbao no tiene cabida en "El deber contra el deseo" del escritor Víctor Manuel Gete.
En "El deber contra el deseo" nos encontramos con el Bilbao más negro que jamás se haya visto. Para ser sincero, Bilbao en esta novela se viste de rojo sangre (debido a la serie de asesinatos que se producen) y el negro (por la crecida del río del crimen).
El motivo de que nos encontremos con el Bilbao más oscuro es la venida de una banda criminal de narcotraficantes que, al mismo tiempo, intentan asentarse en la ciudad y siembran el terror más cruel habido y por haber. Daniel García, el protagonista de esta novela, se ve en la obligación de frenar el ímpetu con el que vienen los narcotraficantes a la ciudad. Para conseguir que triunfe el bien sobre el mal, como es habitual en las novelas, deberá seguir la pista de la banda criminal en México y Brasil. 
El caso se le complica a Daniel una vez que recibe, inesperadamante, la visita de una mujer, que guarda relación tanto con los servicios de inteligencia como con la banda de narcotraficantes. La situación en la que se produce esta especie de encuentro entre el protagonista y la mujer es, en cierto modo, un tanto peculiar porque, en primer lugar, Daniel no esperaba la visita de nadie y, en segundo lugar, el encuentro tiene lugar en un día lluvioso en el que apatece leer un libro en vez de salir a la calle con la tromba de agua. Este hecho, hará que Daniel se planteé muchas dudas que tendrá que poner solución. La duda más complicada a la que tiene que darle respuesta es qué hacer con la mujer que se presenta en su domicilio del casco viejo de Bilbao porque no consigue quitarse de la cabeza a esta mujer que hará que el caso se complique un poco.
¿Es posible un final feliz? Esta respuesta la deberá responder el lector cuando llegue al final de "El deber contra el deseo" y si respondo a esta cuestión puedo cometer el peor delito que un amante de la literatura puede cometer: podría cometer el temido delito del spoiler.
Entre los aspectos que destaco está el uso de un lenguaje sencillo utilizado por el autor lo que facilita la comprensión del texto ya que, no se hace necesaria la consulta en el diccionario como en algunas novelas en las que puede aparecer algún que otro término que dificulta la comprensión. También destaco que es una novela que se lee muy rápido y es una novela muy amena porque el autor, así lo concibo yo, es claro y cuando quiere resaltar una idea frenta a otra lo hace exclusivamente con aquellas palabaras que son necesarias y no se va por las ramas como alguna vez que otra pasa.
Si queréis viajar a Bilbao sin moveros del sillón de vuestro rincón de lectura, "El deber contra el deseo" es un buen medio de transporte para viajar a Bilbao.
 
 
FICHA TÉCNICA:

NÚMERO DE PÁGINAS: 224 Páginas.
AUTOR: Víctor Manuel Gete.
EDITORIAL: Ediciones Beta.
ENCUADERNACIÓN: Tapa Blanda.
ISBN: 9788416809608


SINOPSIS:

Bilbao se tiñe de sangre. ¿Cómo puede una ciudad, relativamente tranquila, ver su paz interrumpida? Un grupo de narcotraficantes, que se quieren instalar en nuestro país, irán sembrando de muerte la ría de la ciudad. El joven policía, que protagoniza esta novela negra, seguirá la pista a esta banda de narcotraficantes hasta México y Brasil; no sin antes buscar refugio, en los momentos más duros de la investigación, en la costa del País Vasco, Burgos y Aranda de Duero. Una enigmática mujer se presentará en su apartamento del casco viejo bilbaíno en una noche lluviosa. A partir de ese momento le será imposible quitársela de la cabeza. La extraña vinculación de ella con los servicios de inteligencia y, a su vez, con la banda formarán un puzle difícil de resolver. ¿Qué tiene esa mujer de cabello ensortijado para que le cautive y le haga anteponer el deseo a sus deberes como policía? ¿Es posible un final feliz?.

viernes, 22 de marzo de 2019

HOY HABLA LUISA FERRO

 
Buenas tardes amantes de la literatura. En la tarde de hoy viernes tenemos la ocasión de charlar con la escritora Luisa Ferro.
Luisa nació en un 29 de agosto en Madrid. Actualmente tiene su residencia en la localidad de Fuenlabrada (Madrid)
En el año 2017, Luisa Ferro visitó Cartagena para presentar su novela titulada "El Círculo del Alba" dentro del marco de la Semana de la Novela Histórica de Cartagena. 
 
Después de esta breve introducción entramos en materia y es Luisa quien pone respuesta a cada una de las cuestiones formuladas por SuperLectorAlfa. Comenzamos en 3,2,1,....

- Una escritora, ¿nace o se hace con el paso del tiempo?
 
Creo que en mi caso es un poco de las dos cosas. Recuerdo que al poco de comenzar mis clases de escritura creativa, mi profesora, Nora Viviana Marín, me dijo que mi forma de describir (correlato objetivo, lo llamaba) era algo innato, un don con el que se nace. Yo comencé a escribir desde niña, tal vez porque adquirí el hábito de la lectura muy temprano. Con diez años ya había participado en mi primer certamen literario y disfrutaba mucho con las redacciones que nos mandaban en clase. Creo que se nace con el germen de las letras en la sangre, pero hay que cultivarlo para que dé fruto.
 
 
- ¿Has sentido siempre ese placer que aporta las letras?
 
He crecido con los cuentos de los hermanos Grimm y los que me contaba mi hermana mayor y mi abuela, ambas grandes trasmisoras de la tradición oral. Se les daba genial contar historias y a mí imaginármelas. Con siete u ocho años ya leía a Bécquer y me encantaba, luego se puede decir que sí. Las letras siempre han estado ahí.
 
 
- ¿En qué momento dijiste de empezar a escribir tus propios libros para que la gente te pudiera leer?
 
Cuando decidí acudir a mi primer taller de escritura creativa. Me apunté porque quería escribir un libro y vi que no estaba preparada. A ese primer taller le siguieron seis años muy intensos de aprendizaje y cursos, en los cuales publiqué en revistas y antologías, pero todos estos pasos estaban encaminados a lograr publicar novelas para llegar al lector.
 
 
- Para ti, ¿qué es escribir: un pasatiempo, una necesidad,  ….?
 
Es una necesidad y lo considero mi verdadera vocación. Escribiría aunque no me leyera nadie. Si no escribo, me muero por dentro. 
Patricia Cornwell
 
 
- ¿Quién o quiénes son tus referentes literarios?
 
Muchos y variados. De pequeña me gustaba leer a Bécquer y Ágatha Christie. Cuando comencé a escribir prefería a John Fante, Cortazar, Julio Llamazares, Carver, Poe, Lovecraft, Mary Shelley. Más tarde, Patricia Highsmith, Patricia Cornwell, Mary Higgins Clark. Ahora, Amy Tan, Marguerite Yourcenar, Juliette Morillot, Pearl S. Buck…
 
 
- Hasta la fecha, ¿cuántos libros has escrito? ¿Tienes alguno en el fondo del cajón esperando al momento más idóneo para ser publicado?
 
Cuatro libros y varios en proceso. Sí, tengo uno esperando en la recámara. Creo que seguirá ahí al menos un par de años más.
 
 
- Empecemos hablando de “Alcander”. ¿Qué se puede encontrar el lector que lea este libro?
 
Mucho más de lo que pueda llegar a pensar en un primer momento. Es una historia de fantasía donde se mezclan la épica y lo sobrenatural. Entre sus páginas encontrarán mitología, diferentes clases de vampiros, distintas jerarquías de licántropos, dioses japoneses, inmortales… Un gran elenco de más de veinte personajes. Y luego está la historia: una trama que atrapa. Que une el mundo actual con otras épocas del pasado, a través de portales que son invisibles para los mortales sin poderes.
 
 
- El título de esta novela, ¿era el que tenías fijado desde un primer momento o le tuviste que cambiar de nombre alguna vez?
 
No, tuve que cambiarle por otro que eligió la editorial. La novela se titulaba: Alquimistas de sombras. Y es la primera entrega de una serie. También tiene una precuela que todavía no he querido publicar: Las Brumas de Shuren, que trata sobre la raza de los inmortales. Más concretamente sobre Shoumila, La Cazadora de luces, una de las protagonistas de Alcander.

 
- ¿Qué es un nigromante?
 
Es un mortal que puede invocar a los muertos a través del tacto del cadáver o algún objeto o enser y, de ese modo, saber el futuro de boca de ellos. La nigromancia es una rama de la magia negra. Aunque en fantasía se les suele atribuir la cualidad de magos y son capaces de hacer hechizos y encantamientos. No es el caso de mi protagonista. Él no solo invoca a los muertos y tiene poder sobre ellos, también vienen a él. Es como un imán para los espíritus.
 
 
- Pasamos ahora a “El círculo del Alba”. La persona que prefiera leer esta novela, ¿con qué se puede encontrar?
 
Con una historia fascinante. Un Madrid gótico, lleno de luz y oscuridad. Un cuadro de la sociedad de entonces; desde los ricos, con sus sesiones espiritistas, sus burdeles, sus fiestas exóticas… hasta la pobreza más absoluta. La trama principal se centra en la investigación de varios asesinatos de niñas, que enlazan con otro caso de hace veinticinco años, el cual quedó inconcluso por falta de pruebas. Bruno Moreto y Hugo Bonaventura se encargarán de la investigación como asesores de la Policía Judicial de Madrid, al mando del inspector Del Romo. Pero a su vez irán encontrando retazos del oscuro pasado de Olmedo (mentor de Bruno y hermano de Bonaventura), el cual murió en extrañas circunstancias. Un “círculo” perfecto que se cerrará cuando el lector llegue a las últimas páginas. Y todo ello con un final impactante.
 
 
- ¿Por qué te centras en el Madrid de 1903 para “El círculo del Alba”?
 
Primero por la época. Está poco trillada a nivel literario y fue un periodo muy interesante tanto para la investigación criminal como para la Medicina Legal en España. “La estafa al Cantinero” fue la mar de famosa e implicó a la Brigada de la Policía Judicial de Madrid. Mi novela da cumplida cuenta de ello. Y, segundo, por un gusto particular sobre cómo era el Madrid de entonces. En mi novela recreo escenarios que ya no existen y otros que apenas se han mostrado. Todo esto tiene mucho valor histórico. Presento mi ciudad vista con otros ojos.
 
 
- ¿En qué género literario se podría encuadrar “El círculo del Alba”?
 
Thriller forense histórico. Yo, al menos, así la concebí teniendo en cuenta que en mi novela las autopsias son parte del proceso de investigación y que describo cómo llevarlas a cabo. Tanto en El Círculo del Alba como en su siguiente entrega (R.D.I), las necropsias y la Medicina Forense tienen bastante protagonismo. Y no hay que olvidar su toque oscuro, de asesinatos escabrosos, cuyo cometido es crear suspense al lector. 

 
- Hablando de géneros literarios, ¿cuál es tu preferido? ¿Por qué?

Sobre todo me gustan las novelas de asesinatos (ya se llamen policiacas, de suspense, noir, etc.), pero que no solo se centren en la investigación. Me gusta saber cosas sobre los personajes, su evolución, cómo viven y piensan. Qué comen y con quién duermen. Prefiero las que tengan un toque oscuro y me muestren lugares tan vivos como sus personajes. También me gustan las novelas de fantasía épica, las biografías, la novela histórica y la novela oriental.
 
 
- ¿Qué ha sido lo mejor que te ha pasado desde que estás en el mundo literario? ¿Y lo menos bueno?
 
Lo mejor, que me haya publicado una editorial como Planeta. Ha sido como cumplir un sueño. Gracias a ello he conocido a personas maravillosas. Tengo unas cuantas anécdotas al respecto, que me han hecho sentirme sorprendida a la vez que satisfecha con mi trabajo y todo el sacrificio que implica. De lo menos bueno no hago cuentas.
 
 
- ¿Qué consejo le darías a aquellas personas que quieren empezar a escribir sus propias historias pero que, por diversos motivos, no se atreven a dar el primer paso?
 
No me considero una gran consejera, pero allá va… Sobre todo que lean. Es ahí donde podrán ver los aciertos y fallos de otros escritores. Que se preparen a conciencia y escriban a diario. Que cuando tengan el primer borrador de su novela, pidan consejo a varios lectores (mejor si “no” son amiguetes ni familiares) y que escuchen sus opiniones. Es importante que el manuscrito repose al menos tres meses. La distancia pone en su lugar cosas que antes no veíamos. Que nunca pierdan la ilusión. Es el mejor motor del mundo. Les va a hacer mucha falta para aguantar con paciencia la respuesta editorial, tengan agente literario o no. Y, por último, que escriban por amor al arte porque vivir de la literatura se está convirtiendo en un mito.


- Para terminar la entrevista, la gente que la haya leído y que esté interesada en adquirir algún libro de los tuyos, ¿de qué modo lo pueden hacer?
 
Siempre aconsejo que compren El Círculo del Alba (Editorial Planeta) en una librería de barrio. No tendrán problema alguno en encontrarlo. Pero también está en todas las plataformas digitales, incluyendo la de Plantadelibros. Sin embargo, Alcander (Click Ediciones) Grupo Planeta, solo puede encontrarse en plataformas digitales, en ambos formatos.
 
 
Muchas gracias y desde SuperLectorAlfa te deseo lo mejor de cara al futuro. Ha sido un auténtico placer.
Mil gracias. El placer ha sido mío. Me ha encantado la entrevista.