miércoles, 13 de noviembre de 2019

HABLAMOS CON: FRANCISCO JAVIER ILLÁN VIVAS


En la mañana de hoy, día 13 de noviembre, visita SuperLectorAlfa el autor de "Versos envenenados" y "1314, la venganza del templario", Francisco Javier Illán Vivas
Francisco nació en la localidad de Molina de Segura (Murcia).  Aparte de escritor también es crítico literario.
De sus manos han nacido la trilogía "La cólera de Nébulos" ("La maldición", "La oscuridad infernal" y "El Rey de las Esfinges"), los relatos "La isla y otros relatos" (Editorial Irreverentes), los poemarios "Con paso lento", "Dulce amargor", "Crepusculario", "Témporas", "A mi manera", "Equipaje ligero" y "El mendigo de la Place Vendome". También ha aparecido en las antologías "Londres", "Paris" y "Los mejores terrores en relatos". 
Los textos del escritor invitado hoy se han publicado, aparte de España, en México, Estados Unidos, Argentina y Perú. 
En el día de hoy hablaremos de "Versos envenenados" y "1324, la venganza del templario", las dos novelas publicadas con M.A.R. Editor

Sin más preámbulos, comenzamos la entrevista a Francisco Javier Illán Vivas. Comenzamos en 3,2,1...


―Un escritor, ¿nace o se va haciendo a medida que va pasando el tiempo?

Convencido de que el escritor se va haciendo a lo largo del tiempo y, salvo raras excepciones, cuando más escribe, mejora su calidad literaria.


― ¿En qué momento dijiste de empezar a escribir para que la gente te pudiera leer?

Yo me recuerdo escribiendo siempre, con el lápiz a cuestas. Desde mi más temprana edad. No sí si llegué a pensar alguna vez que alguien podría leerme, es decir, publicar lo que escribía. Fue una excepción, una casualidad de las que se dan pocas veces, las que me llevó ante una persona, cartagenera ella, que dirigió mis pasos (o mis letras) ante la editorial Nausicäa E.E. y a partir de ese momento fue cuando empecé a pensar en publicar y, de hecho, publiqué mi primera obra, Con paso lento.


― ¿Has sentido desde siempre esa simpatía que se le tiene a las letras y a la literatura en general?

Tengo mis dudas respecto a esto. Puede que, en efecto, haya simpatía hacia las letras y la literatura en general, pero si ves la realidad, es que cada día hay menos librerías, nos despertamos cada mañana con el anuncio de que ha cerrado esta o aquella librería. 


― ¿Hay algún libro que te haya marcado a lo largo de tu trayectoria?

Siempre cito el primer libro de mi biblioteca personal, El valle de los mamuts, de Michael Peyramaure, en su versión original en francés. Pero mis dos primeras lecturas fueron El Quijote y La Biblia, los dos libros que había en casa de mis padres.

Tolkien.

― ¿Quién o quiénes son tus referentes literarios?

Depende del género literario. En poesía mi referente es Luis Alberto de Cuenca; en la fantasía heroica, mis primeras lecturas fueron las obras de Robert E. Howard; en fantasía, el genio Tolkien; en el terror, H.P. Lovecraft; en los relatos, Edgar A. Poe… lógicamente, mis primeras lecturas.
»Conforme he ido avanzando en el tiempo y en las lecturas, mis preferencias y lecturas se han ido decantando con autores más cercanos y ahora creo que hay pocos de la Región de Murcia, por ejemplo, que no haya leído. 


―Hablemos en primer lugar de tu novela Versos envenenados. ¿Cómo surgió la idea de esta novela?

Fue algo inesperado, ya que en aquellos momentos no tenía pensado volver a escribir y, menos aún, en publicar. Estaba más bien dedicándome a otra de mis aficiones, la música, en busca de encontrar las sensaciones que hacía muchos años había dejado aparcado. Pero un encuentro inesperado, cuando regresaba de una agradable tarde de playa, me llevó a pensar en qué hubiese ocurrido si aquella tarde-noche de junio hubiese ocurrido un altercado. Y, cuando llegué a casa, me puse a escribir, algo que no había hecho en los dos o tres años anteriores. Se trató de un encuentro no buscado con un grupo que estaban practicando cruising en la pasarela de madera del Parque Regional de Las Salinas de San Pedro.


―Esta novela combina dos géneros literarios que en principio son muy diferentes: la novela o narrativa en sí, y por otro lado la poesía. ¿Piensas que los dos géneros son, digamos, «buenos amigos» y se combinan fácilmente o, por el contrario, resulta un poco difícil combinarlos? Este aspecto de combinar narrativa con poesía me llamó gratamente la atención cuando leí Versos envenenados, de la que próximamente hablaré en el blog.

Pues ha sido un éxito combinarlos. Mira, cuando me llamaron del jurado del premio Wilkie Collins, una de las cosas que les sorprendió fue que había conseguido convertir a la poesía en «la banda sonora de los asesinatos», y que si, en algunas partes de la trama, se quitaba el poema o la letra de la canción, la obra perdía su potencia creativa. Con el paso del tiempo estoy más convencido de que hay letras, poemas, que pueden formar parte de la trama de una novela negra y su expresividad, su música interna, permiten dar explicaciones que al autor o autora le costarían muchas palabras. 


―La poesía, ¿es capaz de sembrar el odio como sucede en la novela con dos mujeres?

¿Es esa la impresión que da al leer la novela? Pues al contrario, yo he querido reflejar que es la poesía lo que une en el lado del bien a ambas mujeres; y son los hombres las que las separan, en el lado del mal. Si me permites esta simplicidad de la eterna lucha del bien y del mal. Es por la poesía por la que se conocen inicialmente, es por la poesía por la que mantienen la amistad, y es la rivalidad por los mismos hombres la que las separan.


―En la novela nos topamos con el inspector de policía Isco Vivas. ¿Qué destacarías de este personaje?

El policía Vivas es el complemento ideal para unir la vida paralela de Marta y Carmen. Es un hombre de gustos refinados, pero no tanto como él piensa que los tiene. Es un policía inteligente, pero no tanto como él mismo se lo cree y, de hecho, comete un enorme error al final de la investigación, que le llevará a una situación muy delicada que espero los lectores sepan perdonar que no lo cite. Y, entre medio de todo eso, se ve empujado a una misión especial en el Ministerio del Interior, tras el atentado del 11-M en Madrid, que le separará de la realidad que le rodea y, eso tendrá sus consecuencias.


― ¿Hay algo de Francisco Javier Illán en Isco Vivas o tenéis características distintas?

A Isco Vivas le gustan muchas de las cosas que a mí me gustan, lo reconozco. Pero no es un trasunto mío.


―Pero no solo escribes novela negra como el caso de Versos envenenados. También escribes novela histórica como es el caso de 1314, la venganza del templario con la que has logrado el Accésit del Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica. ¿Cómo surge la idea de escribir esta novela histórica?

Te aseguro que nunca tuve como objetivo escribir una novela sobre templarios, ni tan siquiera una novela histórica. Pero mi relación con Antonio Galera Gracia, una de las personas que más saben del Temple en el mundo, y la lectura de todas sus obras a lo largo de estos años, que puede me predispusieran especialmente a ello.
»Y un viaje a Aviñon, con la visita de las dependencias que tuvo el Papa Clemente V, la explicación que nos dio el guía sobre su vida, sus últimos años y su muerte, la que me llevó a empezar a escribir sobre ese episodio en concreto. La ayuda de mi hija Azahara, que es cirujana; y la de mi mujer, Toñy, enfermera, estudiamos entre los tres –sobre todo ellas- los síntomas y qué fue realmente lo que llevó al Papa a la muerte. Relacionado con ella, la muerte en un día de caza del rey francés Felipe el Bello, y ya, creo, era inevitable enlazarlo con las muertes de Guillermo de Nogaret y Guillermo de Plaisians.


―En esta novela nos encontramos con el último Gran Maestre Jacobo de Molay. ¿Quién fue Jacobo de Molay? ¿Cuánto tiempo estuvo frente al Temple?

Jacques Bernard de Molay fue un francés, que ascendió a Gran Maestre de la Orden del Temple tras la muerte de Thibaud Gaudin, convirtiéndose en el vigesimotercer y último Gran Maestre de la Orden. Fue quemado en la Isla de los Judíos, París, el 18 de marzo de 1314. Estuvo al frente del Temple desde 1293 hasta 1314, aunque otros historiadores lo colocan un año antes, es decir, desde 1292, ya que su predecesor falleció el 16 de abril de ese año.
»Yo he querido destacar en la novela lo que este hombre, nacido en 1240 ó 1244, con unos setenta años de edad, que era ya entonces y para aquel tiempo, un ancianísimo hombre, tuvo que soportar los más inhumanos tormentos a manos de la Inquisición, dirigida en Francia por Guillermo Imbers, el auténtico inventor de las torturas, que su perversa mente diseñó para utilizarlas contra miembros de la propia Iglesia.
»En ese aspecto he pretendido que fuese un homenaje a sus siete años de cautiverio y torturas diarias.


―Para escribir esta novela de templarios, ¿cómo fue el proceso de documentación? ¿Te fue fácil encontrar información que te sirviera para escribir 1314, la venganza del templario?

Bueno, más que una novela de templarios, es una novela histórica. Centrada en los meses finales de 1313 y en 1314. Nadie va a encontrar aquí descubrimientos inesperados, sino rigor histórico. Si hay algún aspecto más o menos fantástico para el lector, es porque no sea creyente (cristiano, me refiero). Pues los aspectos que se salgan de la normal tienen su fundamento en el Apocalipsis de San Juan, y así lo hago constar al final de la novela, con las citas históricas y bibliográficas, de los versículos de La Biblia correspondientes, si es el caso.
»La documentación fue sencilla, como te he dicho, tras haber leído casi toda la obra de Antonio Galera Gracia, tenerla en mi biblioteca personal, era fácil consultarla. Y, ante las dudas que se me pudieron plantear a lo largo del proceso creativo, siempre lo tuve ahí para llamarlo, escribirle, visitarle y que me las aclarase.
De todas formas, y a pesar de esas ventajas, dos años, más o menos, llevó completar una novela que tiene sus raíces muy clavadas en fundamentos históricos.
¿Qué responde esta novela? Pues cómo ocurrieron las muertes, y debido a qué causas, del Papa Clemente V, del rey Felipe IV el Bello, de Guillermo de Nogaret y de Guillermo de Plaisians. También hay una pista clara de por qué los Templarios vivían tantos años y qué hombre y qué mujer fueron los escasos apoyos que encontraron los freiles que consigueron escapar de las garras del rey francés.


―Una vez que has escrito novela negra y novela histórica, ¿qué te resulta más fácil escribir: novela negra o novela histórica? ¿Por qué?

La novela histórica debes ajustarte a unos parámetros que están ahí, que no puedes cambiar. Si yo fuese catalán, sería más fácil, allí la historia se cambia a gusto de quien gobierna. Pero soy murciano, y me gusta respetar la historia tal y como fue. Por lo tanto, es más encorsetada para el creador literario, para el escritor.
»La novela negra, la novela en general, da más libertad al autor para escribir como quiera, llevar la trama para un lado o para otro, cambiar todo lo que quiera cambiar, y matar a los personajes que quiera de la forma que quiera.


―De todo lo que has escrito, aparte de las dos novelas de las que hemos hablado, también has participado en varias antologías de todo tipo. ¿Con qué te has sentido más cómodo: escribiendo en solitario o participando en las antologías?

He publicado de todos los géneros, creo. Relato, cuento infantil, poesía, narrativa en general, ensayo… en el único lugar en el que no me encuentro a gusto es en el teatro, lo he intentado, pero confieso que no alcanzo los parámetros de calidad que me exijo a mí mismo, por eso admiro a los autores y autoras que son capaces de escribir teatro, que conozco a muchos.
»La participación en libros colectivos y antologías es otra cosa diferente. Primero, porque los libros colectivos significan un reto para muchos autores, al obligarnos a escribir en periodos en los que la creatividad está un poco baja.
»Y las antologías ya son otra cosa. Cuando un antólogo, de categoría reconocida, decide hacer una recopilación de las obras de diferentes autores bajo unos parámetros prefijados. Aquí se participa poco, es el antólogo el que decide qué escoge de tu obra publicada.


― ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto literario?

Lo estoy, muy despacio, en una nueva novela. Probablemente la que será mi última novela publicada. Me estoy dando unos dos o tres años para terminarla.


―Desde tu punto de vista, ¿cómo está el panorama literario (lectores/as, editoriales, librerías, etc.) en la Región de Murcia? 

En Murcia hay una riqueza y un nivel enorme de creadores literarios. No te voy a decir nombres, pues necesitaría varias páginas, toda la entrevista, sólo para hablarte de los novelistas, por ejemplo. Como te decía anteriormente, puedo presumir de haber leído a muchos, a todos creo que es imposible, pero sí a muchos de los autores y autoras murcianos, y hay de una calidad envidiable.
»Cosas negativas: las revistas literarias, las bibliotecas públicas, muchas veces las librerías, sólo apuestan por firmas seguras, y podemos ver que se repiten, reiteran los mismos nombres, cuando otros muchos están ahí, esperando que se les permita asomar la cabeza para dar a conocer, con mayor difusión, su obra.
»El lector de a pie, debería probar nuevas firmas, no centrarse en los nombres consagrados. Buscar más allá, de autores y autoras con los que posiblemente se cruzan por la calle.
»Los clubs de lectura, promocionar y leer más a los autores de la tierra. Son, somos, patrimonio cultural de Murcia, escribimos desde Murcia y, en muchísimas ocasiones, sobre Murcia. En las llamadas Maletas viajeras debería garantizarse que siempre estén presentes las novedades de autores regionales.
»La administración debería apoyar esta veta de la creación cultural murciana, no con subvenciones, sino que promoción en las Casas Regionales de Murcia por todo el mundo, en ferias, en el Instituto Cervantes por el mundo, en una asignatura del Patrimonio Cultural murciano, que se impartiera en los niveles correspondientes.
»Se debe potenciar la Oficina del Escritor, una herramienta casi totalmente desconocida por los autores regionales, y que aparece en la wed de la Comunidad Autónoma.
»La potenciación del autor regional mediante las figuras de embajador de la lectura, embajador de las letras. Promocionarles a los niveles nacionales e internacionales (Instituto Cervantes a nivel mundial, las casas regionales, etc.).
»En la línea estratégica de hacer visible a los autores (a los artistas en general, pero aquí hablamos de escritura), la potenciación de los espacios entre municipios y el intercambio de autores locales sería un punto importante.
»En los eventos que se convoquen y que tengan presupuestos o ayudas, o no, según, tipo Escritores en su tinta (Molina de Segura), Semana Negra de Cartagena, Río de Letras (Blanca), Noches literarias (San Pedro del Pinatar), etc. etc. siempre debería haber presencia de autores regionales.
»No obstante el puno anterior, quiero llamar la atención sobre eventos tipo: Poetas a la cárcel, (dentro del festival de poesía Deslinde en Cartagena, promovido por la concejalía de cultura de la localidad), Poesía en las aulas, también en Cartagena, para motivar la reflexión de los alumnos en la clase de Valores Éticos; o libros en los hospitales, que deben servir para afianzar el objetivo de promocionar autores regionales. 


―Una de colegios. ¿Piensas que los colegios fomentan correctamente la lectura o deberían cambiar la forma?

Aquí te diría algo semejante a lo que te he comentado con los Clubs de lectura. Los institutos, colegios, etc. tienen sus actividades de encuentros con escritores y, casi siempre, son con destacadas figuras a nivel nacional y, si es a nivel regional, los dos o tres de siempre. Y no los saques de ahí. Y el posible lector no llega a conocer la riqueza creativa que le rodea. Los ciclos de esta índole deberían incluir cada año a autores y autoras diferentes.


― ¿Qué consejo le darías a aquellas personas que quieren empezar a escribir sus primeras historias pero que, por diversos motivos, no terminan de dar el paso?

Que escriban. Como han dicho muchos grandes creadores, que la inspiración les pille trabajando, escribiendo en este caso. A todos los primeros escritos nos han salido fatal, seguro, pero fueron por los que empezamos, y sobre ellos, escribir, escribir, escribir. Y, casi tan importante: leer, leer de todos los géneros, leer. Leer. No comprendo a esas personas que se definen como escritores y te confiesan que no han leído a nadie, que ellos no leen. Es como si un albañil dijese que no necesita cemento, o yeso, o agua. 


―Para finalizar la entrevista, la gente que la haya leído y que quiera adquirir algún ejemplar de tus novelas, tanto de las dos de las que se han hablado aquí como las que no han salido a escena, ¿de qué modo lo pueden hacer?

Si sigo con la editorial M.A.R. Editor es porque mis obras llegan a todas las librerías de España en la primera o segunda semana de su puesta en distribución, gracias a la distribuidora UDL, que hace llegar ejemplares hasta a Amazon y, eso garantiza su venta en el mundo entero.
»Pero si alguien está interesado, que acuda a la librería de la esquina, que es la que debemos apoyar, y allí lo pide, lo encarga, seguro que la distribuidora se lo pone a su disposición en cuarenta y ocho horas.

lunes, 11 de noviembre de 2019

RESEÑA DE "LOS RITOS DEL AGUA" DE EVA GARCÍA SÁENZ DE URTURI


En el día de hoy seguimos con la trilogía de "La ciudad blanca". Hoy se habla de "Los ritos del agua" de Eva García Sáenz de Urturi, la segunda parte de la trilogía antes mencionada.
En esta parte vemos a Kraken intentando recuperar el habla que perdió resolviendo el caso anterior y siendo víctima de un disparo en la cabeza. En el intento de recuperar el habla, Kraken no está solo. Le ayuda tanto su hermano que, en ocasiones, parece un tipo muy frío; su abuelo que siempre está dispuesto a ayudar a Kraken a solucionar los casos que va teniendo. Aparte de sus familiares cercanos, Kraken también sigue contando con la estimable ayuda de Estíbaliz y de su superior, la subinspectora Alba Díaz con la que sigue teniendo una relación amorosa surgida a lo largo de "El silencio de la ciudad blanca. En esta novela, Kraken trata de normalizar esta relación con Alba. En la presente novela, hay un momento en el que Estíbaliz se sincera y cuenta cosas de su pasado que nadie espera, al mismo tiempo que lucha por superar tanto su ruptura con su novio como el asesinato de su hermano.
Decía al principio que el hermano de Kraken, a veces, parece un tipo bastante frío y alejado, pues no es en el caso de esta novela. Aquí vemos al hermano de Kraken dispuesto a tener un gran peso en la novela como de hecho tiene al querer ayudar a su hermano y superar la muerte de la que era su novia en la novela anterior, Martina.  
El caso que tienen que solucionar en esta segunda novela es el caso de asesinato de una mujer que aparece colgada de un árbol en la montaña. Hasta ahí podría resultar un caso más de asesinato al que se podría enfrentar el equipo de Kraken, pero la noticia inesperada que guarda este asesinato es que, la mujer fallecida brutalmente fue la primera novia que tuvo nuestro protagonista, hecho que hará que Kraken vaya recordando hechos de su pasado y que esté en el ojo del huracán. También hay que decir que esta mujer estaba embarazada y que el culpable utilizó un cántaro celta que coloca en la cabeza de la fallecida.
Al recordar Kraken cosas del pasado, el lector visita un campamento juvenil para recuperar un viejo pueblo cántabro. En dicho campamento llevado a cabo en 1992, Kraken está rodeado de toda su cuadrilla, a la que se le suma Anabel Lee, el tutor encargado de los estudiantes y la hija de éste. 
A lo largo de la investigación, Kraken acudirá a Tasio, aquel que estuvo en la cárcel por unos crímenes que jamás cometió, para solucionar algunas dudas de arqueología que tiene puesto que, en "Los ritos del agua", la arqueología es un personajes más. 
Es una novela muy adictiva en la que la persona culpable de los nuevos asesinatos, que pone de nuevo a Vitoria manga por hombros, desata el pánico y el terror en la población de mujeres vitorianas que están embarazadas entre las que se encuentra la propia Alba Díaz. La trama creada por Eva García Sáenz de Urturi es increíble y le permite al lector sumergirse de lleno en la Vitoria más oscura y negra de todos los tiempos. En definitiva, nos encontramos con una novela negra pura y dura. 


FICHA TÉCNICA:

Nº PÁGINAS: 448 Páginas.
AUTORA: Eva García Sáenz de Urturi.
EDITORIAL: Planeta.
ENCUADERNACIÓN: Tapa dura.
TEMÁTICA: Novela negra.
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2017
ISBN: 9788408169451


SINOPSIS:

Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce.
1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado cántabro. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor.
2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.


BOOKTRAILER:


domingo, 10 de noviembre de 2019

RESEÑA DE "LA SINFONÍA DEL TIEMPO" DE ÁLVARO ARBINA


Hoy os vengo a hablar de "La sinfonía del tiempo" del escritor Álvaro Arbina. Esta novela de la que os hablo hoy ha sido la primera que he leído de este autor y tengo que decir que me ha gustado descubrir la escritura de Álvaro y la trama de esta novela porque, entre la escritura y lo que se cuenta en la novela, me han permitido viajar a los inicios de la siderurgia, hecho que me ha ayudado a comprender como fueron estos inicios y esto ha sido posible gracias a Álvaro Arbina y "La sinfonía del tiempo".
¿Con qué nos encontramos en esta novela? Nos encontramos con varias historias que converguen en un punto en concreto. En primer lugar, nos encontramos con una escritora joven que trata de averiguar en dónde se puede encontrar su marido, quien desaparició de una forma misteriosa sin dejar rastro. Por otro lugar, el lector que lea "La sinfonía del tiempo", se topará con una familia dedicada a la siderurgia vasca enfrascada en dejar de lado los fantasmas del pasado que amenazan con volver. Y, en tercer lugar nos encontramos con un científico con afán de conocer el pasado, de conocer la historia, de saber quienes somos, de donde venimos y hacia donde nos dirigimos. 
Álvaro, en esta novela, nos muestra una sociedad luchadora, una sociedad que, de cierta manera, quiere romper con lo establecido.
Gracias a esta novela de Álvaro he podido ver, con otros ojos, como era la sociedad vasca en los tiempos emergentes del carbón , hierro, acero, etc.
Desde SuperLectorAlfa os animo a que os dejeis atrapar por Álvaro Arbina y que viajéis junto con "La sinfonía del tiempo" a esa sociedad luchadora que buscaba lo mejor para las generaciones venideras.


FICHA TÉCNICA:

Nº PÁGINAS: 560 Páginas.
AUTOR: Álvaro Arbina.
EDITORIAL: Ediciones B.
ENCUADERNACIÓN: Tapa dura.
TEMÁTICA: Novela histórica.
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2018
ISBN: 9788466662765 


SINOPSIS:

Una joven escritora que trata de desentrañar la misteriosa desaparición de su marido...
Una poderosa familia de la industria vasca que vive entre fantasmas y leyendas...
Un científico dispuesto a descifrar la sinfonía oculta tras el curso de la Historia...
Este es el relato de todas las vidas que se cruzan con ellos, en un entramado de secretos que se extiende por Europa y cuyas raíces se hunden en las costas del Cantábrico, en sus ensenadas y caseríos ancestrales, en las minas y fundiciones que arden junto a las rías.
La sinfonía del tiempo es una emocionante historia de amor, una gran saga familiar y una poderosa intriga histórica. Un fascinante viaje a los tiempos del acero y el carbón, de los edificios de hierro y cristal, de los avances industriales y científicos, de la desigualdad social y el refinamiento burgués.

jueves, 7 de noviembre de 2019

RESEÑA DE "LA TIENDA DE FIGURAS DE PORCELANA" DE SALVA SOLANO SALMERÓN


Tiendas, muchas. Pero tiendas como la de Salva Solano Salmerón, ninguna. Hoy vuelvo al catálogo de libros de la Editorial Malbec para hablaros de "La tienda de figuras de porcelana", el debut literario del escritor cartagenero Salva Solano. 
¿Qué nos encontramos en este libro? Nos encontramos con una serie de relatos en donde el autor nos relata la vida de una persona que va cumpliendo años a medida que el lector se deja atrapar por cada uno de los relatos del libro.
Los relatos están divididos en varias partes. La primera, titulada "Infancia, adolescencia, juventud, madurez, senectud...", el autor nos invita a descubrir la vida de una persona determinada y todas las fases por donde pasamos cada persona para ir alcanzando las metas que nos vamos fijando. La segunda parte, titulada "Infancia, adolescencia, juventud, madurez, senectud, muerte. Repite",nos hace ver que, en cierto modo, la vida es como un círculo vicioso en donde se va volviendo, una y otra vez, al punto de origen. 
Salva trata de forma magistral el tema del alzehimer en un relato cuando el protagonista ya es mayor y no hace otra cosa que dar vueltas y vueltas sin ser consciente de que, dando vueltas por el mismo sitio no se llega a ningún sitio.
También decir que, "La tienda de figuras de porcelana" es un libro muy personal en el que cada lector se puede ver reflejado en él. Esto me ayuda mucho a la hora de comprender y profundizar en todo aquello que sucede a mi alrededor en todo momento.
Os invito a descubrir "La tienda de figuras de porcelana" que, gracias al dueño de esta tienda, está abierta las 24 horas durante los 365 días del año.
Enhorabuena Salva por tu gran debut literario. 



FICHA TÉCNICA:

Nº PÁGINAS: 180 Páginas.
AUTOR: Salva Solano Salmerón.
EDITORIAL: Malbec.
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda.
TEMÁTICA: Relatos.
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2019
ISBN: 9788494949449



SINOPSIS:

Cinco, nueve, once, diecinueve, treinta… En La tienda de figuras de porcelana los relatos están ordenados según la edad del personaje protagonista. Así, se alcanzan los cuarenta años en la mitad del libro y al final, llega la senectud, aunque en este caso la muerte no consiga detener el curso de la narración.
Un niño agita una bola de cristal para ver caer la nieve sobre la casita de su interior, sin saber que se encuentra habitada por alguien similar a él; el paseo solitario de un anciano es alterado a causa de un acontecimiento extraordinario, explicable únicamente por un principio de demencia… ¿o no?
Estos son el primero y el «último» de los relatos de un libro que sacudirá al lector, haciéndolo pasar de la nostalgia al terror, de la hilaridad a la ternura, en virtud de una combinación perfecta de elementos de ficción e incluso fantásticos, con otros de una evidente carga autobiográfica.
El resultado es una obra sumamente personal en la que sin embargo es sencillo reconocerse: sólo hemos de caminar con atención entre los estantes en los que se alinean las estatuillas de esta tienda.

martes, 5 de noviembre de 2019

HABLAMOS CON: PRADO G. VELÁZQUEZ


Hoy martes visita SuperLectorAlfa la autora de la novela "En blanco y negro", Prado G. Velázquez, a quien pude conocer en persona en la pasada edición del festival literario de Cartagena Negra en donde participó en una mesa redonda junto con la también escritora Susana Hernández, con el escritor y guionista Antonio Mercero; y con Ana Ballabriga quien moderó aquella mesa. 
Prado tiene raices manchegas y catalana de adopción. Muy pronto empezó a escribir historias que después eran interpretadas en el teatro. Estudió Arte Dramático en las escuelas Nancy Tuñón y Teatre de la Riereta. Se dedicó al mundo de la publicidad pero, enseguida, se fue inclinando más por el cine y el teatro alternativo, motivo por el cual, empezó a flirtear con la dirección y a escribir guiones para cortometrajes. Posteriormente, movida por su pasión por la escritura dedice participar en diversos talleres de escritura creativa y narrativa, creando así un portal divulgativo de relatos de escritoras noveles, lugar en donde ella también escribe y publica relatos con éxito recibiendo, posteriormente, premios otorgados por la crítica y webs especializadas.
De sus manos han nacido las novelas "Tierra de sol", "La gran aventura de Sylvia" y "En blanco y negro", de las que nos hablará la autora en la entrevista. 

Dicho esto, sin más preámbulos comenzamos la entrevista con Prado G. Velázquez. Empezamos en 3,2,1,...



- ¿Qué es la literatura para ti?

Un medio para expresar y transmitir los sueños y las emociones. Narrar una historia  a través de las letras y conseguir que el lector se impregne de ella, se meta, empatice, transite por diferentes estados emocionales y/o intelectuales es mágico. Además, exponerse y compartir con los lectores retazos de tu alma tiene algo de erótico.


- ¿Has sentido desde siempre esa simpatía que se siente hacia las letras y hacia la literatura en general?

Parece un tópico pero sí. Desde niña me he sentido inclinada a expresarme a través de varios medios: dibujaba, escribía, cantaba y actuaba. Con los años fui perfilando mis preferencias y profundizando en lo que mejor se me daba. Escribir y actuar siempre fueron de la mano.


- ¿Cuándo dijiste de empezar a escribir para que la gente te pudiera leer?

Ya de adolescente escribí varias historias que fotocopiaba y distribuía a las compañeras de clase que querían leerlas. En el 2000 fundé un portal web en el que, junto a otras autoras, publicaba mis relatos. Pero fue una conocida mía, escritora y periodista, quien me animó a publicar con una editorial. 


- ¿Hay algún libro que te haya marcado a lo largo de tu trayectoria?

Todo cuanto leemos nos influye de una forma u otra, no puedo responsabilizar a una sola lectura. Pero por mencionar alguna: «San Manuel Bueno mártir» de Unamuno, la obra teatral «Interview a Mrs. Muerta Smith por sus fantasmas» de Agustín Gómez Arcos, las obras de Lorca y «Los renglones torcidos de Dios» de Torcuato Luca de Tena, son libros que me removieron por dentro y me hicieron desear escribir así.


Agatha Christie.
- ¿Quién o quiénes son tus referentes literarios?

Son muchos los autores y autoras que admiro y que me han marcado de alguna u otra manera. Por mencionar algunos: Christie, Lorca, Borges, Kundera, Cortázar, Ellroy, Nothomb, Auster... 


- En septiembre estuviste en Cartagena Negra. ¿Qué supone para una ciudad contar con un festival como el de Cartagena Negra? ¿Cómo está la novela negra en la actualidad?

No soy tan pesimista como quienes dicen que la novela negra se está ahogando con su propia soga. Creo que está en auge, además de que ha conseguido cruzar esa línea que la separaba la «alta literatura», considerada seria y de calidad. El hecho de que el último premio Planeta sea una novela negra apoya tal afirmación. El noir ha sido un género menospreciado hasta hace pocos años, que se ha puesto de moda y la mayoría de editoriales han incluido una línea para el negro-criminal. También está la aparición de nuevos festivales repartidos por toda España. Aunque los expertos opinan que hay más publicaciones que mercado y eso podría ser negativo.
¿Que qué supone para la ciudad que los cobija? Movimiento cultural y prestigio. Durante unos días, la ciudad recibe la visita de autores y de lectores de todas partes; se habla de literatura, de cine, de toda expresión relacionada con el género negro. Durante las semanas anteriores y posteriores al festival, los medios y los propios autores y seguidores hablan del tema en redes sociales, es decir, la ciudad organizadora será conocida, lo que a medio-largo plazo se puede traducir como crecimiento del turismo y el consumo, que al final es lo que a los ayuntamientos y al comercio les interesa. La cultura siempre genera movimiento, ya sea social o/y económico. 



- Hablemos de “En blanco y negro”. ¿Cómo surge la idea de escribir esta novela?

Leí sobre el caso de Elisabeth Short, alias la Dalia Negra, y me impactó sobremanera. Inicialmente se me ocurrió escribir una propuesta sobre la investigación y resolución del caso, pero a medida que empecé a esbozar la historia, me sedujo más que la investigación principal no tuviera nada que ver con ello, aunque estableciera cierto paralelismo, por lo que tenía claro que la acción debía de transcurrir en Los Ángeles alrededor de 1947 —que fue el año del crimen—. En plena Era Dorada del cine en la que la belleza femenina era exaltada en las portadas de las revistas y en las fotografías pin up, quería que ese crimen horripilante, en el que precisamente se destruye la belleza y se prostituye y manipula en la prensa la vida de Elisabeth Short, fuera visto y filtrado a través de la mirada de otra mujer, Rachel Bladovich, mi personaje principal.


- En la novela nos topamos con Rachel J. Bladovich. ¿Qué destacarías de Rachel?

Es una mujer adelantada a su época, no por la profesión que ejerce —investigadora privada— si no por cómo ve y vive la vida.
Destacaría su sarcasmo, su agilidad mental, su capacidad para adaptarse rápidamente a las situaciones, es una superviviente. También su coraje, a veces fruto de la cabezonería y otras de su alto sentido de la justicia. Su consciencia de los roles sociales establecidos para hombres y mujeres, y que deja claro en varias ocasiones a lo largo de la novela.


- En la novela nos invitas a viajar a Los Ángeles de 1950. ¿Cómo era la vida ahí en esa época? ¿Y en España?

1950 es el final de una etapa, los oscuros años 40, y el principio de otra. Apenas habían pasado 5 años del final de la II Guerra Mundial durante la cual el país se quedó sin hombres porque marcharon al frente y fue la mujer la que los sustituyó en las fábricas armamentísticas, entre otras. Una etapa de crecimiento económico por una parte, pero también de auge del crimen y de la inseguridad ciudadana, así como de corrupción policial y política. Una época  ambivalente en la que, por ejemplo, la homosexualidad estaba perseguida — podían encarcelarte o enviarte al psiquiátrico para hacer tratamientos reconductivos con electroshock o, incluso, la lobotomía— y en el Star System se daban los matrimonios lila pero también existía el Círculo de la Costura o bares para gays y lesbianas. A finales de los 40 empezó el Mcarthurismo, la Guerra Fría, las listas negras de Hollywood… En definitiva, una época, de sombra-luces, en blanco y negro y technicolor.
En España ya sabemos qué vida se estilaba. Pero si lo que preguntas en realidad es si hubiera podido situar la trama de la novela en la España de 1950, tal cual la he planteado, la respuesta es no.
Las primeras mujeres policía no aparecieron en España hasta 1982. En EEUU existían desde principios del s. XX. En España una mujer debía de estar casada o bajo la tutela paterna para tener una vida social «independiente» económicamente hablando. La profesión de investigadora privada hubiera sido una quimera en España. Para ser sincera, no he encontrado referencias de que en EEUU existieran sin embargo, a finales del s. XIX, sí que se hay detectives literarias, cosa impensable en nuestro país. ¿Sigo?


- Con respecto a 1950, ¿ha mejorado la sociedad o todavía falta muchísimo para llegar a una verdadera mejora o, en cierto modo, a una evolución positiva de la sociedad?

Siempre queremos más, ¿verdad? La sociedad dista mucho de ser lo que queremos. Por otro lado, cada cual tiene su propia idea de lo que debe de ser una sociedad equilibrada y sana. Mi opinión no deja de ser un juicio personal y subjetivo aunque las bases sean compartidas por todo el mundo, pero el modo de llegar y de mantener esas bases comunes son diferentes, de ahí supongo que surgen las ideas políticas.
Sería de necia negar que tanto en EEUU como aquí hemos ganado muchísimo socialmente, pero también sería absurdo obviar lo mucho que queda aún para llegar a ser una sociedad más justa, equilibrada y sana. Y para ello, las personas que formamos la sociedad creo que deberíamos de ser responsables y autocríticas con nosotras mismas mismas como individuos.


- ¿Fue fácil encontrar la editorial para “En blanco y negro”?

Nunca ha sido fácil para una autora desconocida que una editorial la publique, pero los momentos de crisis que estamos viviendo, y sobre todo de crisis editorial y de lectores, lo hace más complicado si cabe, aunque tengo que confesar que con esta novela fueron dos editoriales las que me contestaron. Una de ellas me pedía cambios demasiado radicales en la historia, por lo que al final opté por la editorial que ha respetado el texto íntegro.


- Pasamos ahora a hablar de “Tierra de sol”. En la novela nos vamos a 1992 cuando las famosas Olimpiadas de Barcelona. ¿Qué supuso para Barcelona organizar los Juegos Olímpicos de 1992?

Cambio, crecimiento, ser conocida y reconocida mundialmente. Los Juegos Olímpicos del 92 fueron un gran éxito. Los cambios urbanísticos que se efectuaron cambiaron sensiblemente la geografía urbana, reinventando barrios y dando a la ciudadanía nuevos espacios que hemos seguido disfrutando desde entonces.


- La novela “Tierra de sol” también trata el tema de las revueltas. Según tu opinión, ¿por qué hay gente que acude a las revueltas como manera de protesta?

No trata ese tema exactamente. La trama la situé en el 92 porque es cuando empezó a fraguarse el levantamiento neo-zapatista en México, que explotó definitivamente en el 1994. En ese mismo año, México firmó el Tratado del Libre Mercado con EEUU y Canadá, lo que abrió las fronteras no solo al mercado global si no también al tráfico de drogas por la puerta grande para llegar al México que conocemos hoy. Mientras tanto, el gobierno mexicano ninguneaba a los indígenas mexicanos, los expropiaba de sus tierras o directamente no los tenía en cuenta como ciudadanos. Me interesaba ese telón de fondo, que significa descontento, miedo, hambre, oportunismo para el poderoso, en contrapunto con lo que se estaba viviendo en el resto del mundo que solo tenía ojos para los JJOO y la Expo 92 de Sevilla.
Ese descontento, ese miedo, ese sentirse ninguneado, ese sentimiento de ciudadanos de segunda ¿no te parece suficiente para que la gente proteste y se rebele? No lo veo extraño: las revueltas sociales son las que han hecho evolucionar todas las sociedades.
La pregunta complicada sería: en una situación de injusticia social, de ninguneo para una parte de los compatriotas, ¿por qué hay gente que NO acude a las revueltas? ¿Por qué hay gente que NO protesta?


- En esta novela surgen los pueblos indígenas de México. ¿Fue fácil el buscar información acerca de estos pueblos o fue un trabajo de documentación complejo?

Fue complejo ya que todo lo que encontraba hablaba sobre los mayas y los aztecas, que son los pueblos prehispanos más famosos. Pero la acción se desarrolla en Oaxaca. Allí habitaron los zapotecas y en el momento que escribí la novela no había tanta información en Google como puedas encontrar ahora. Las leyendas, la arquitectura, los dioses de los zapotecas, aunque se parezcan a las de otros pueblos, no eran igual, cada pueblo tiene su idiosincrasia. Quería estar bien documentada.
Creo que la documentación es imprescindible en relatos con paisajes y épocas reconocibles aunque se escriba ficción. La documentación y la coherencia es lo que le da verosimilitud a la historia.


- En el caso de “Tierra de sol” nos topamos con Mary Anne. ¿Qué característica o características destacarías de Mary Anne?

Su espíritu generoso y altruista, su rebeldía contra la forma de enfrentarse a la vida que le han inculcado desde pequeña, su necesidad de ayudar a hacer el mundo un poco mejor con las herramientas que tiene a su alcance. Su búsqueda personal.


- Pasamos ahora a “La gran aventura de Sylvia”. El lector que prefiera leer esta novela, ¿con qué se puede encontrar?

Con un divertimento. Es la primera novela que escribí, aunque la haya publicado recientemente. Le eché mucha guasa. Siempre me lo paso bien escribiendo, pero La gran aventura de Sylvia fue un juego. Y así se lo planteo al lector: como un juego en el que debe de descubrir todas las películas que aparecen escondidas en los diálogos y escenas del libro. Hay personajes de cine, nombres de directores a los que admiro, títulos de películas, incluso escenas que son clavadas y que he adaptado para que cuadren en la historia.


- En esta novela haces referencias al cine. Ahora te pregunto, por el cine clásico y el actual. ¿En qué se diferencia el cine clásico del actual?

Llamamos cine clásico al que se da en una época determinada, normalmente desde que se inventó el cine, allá por el 1900, hasta el 1960 aproximadamente (aunque yo tengo títulos en mi videoteca que llamo «clásicos modernos» y que son a partir de los 80). Precisamente por darse en una época en concreto, la estética, la fotografía, el montaje, incluso la interpretación actoral y la ideología, tiene un protocolo, una forma de hacerse y entenderse.
En el cine actual, el lenguaje cinematográfico, aunque básicamente es el mismo (hay unas reglas que todo el mundo entiende), ha evolucionado. Con los avances tecnológicos tanto en fotografía como en sonido, los cambios en los hábitos del consumidor, incluso con la popularidad del cine de autor, el cine actual huye de las convenciones del clásico o las reinventa.


- ¿Ves alguna de tus novelas en la grande pantalla? En el caso de que fueran llevadas a la grande pantalla, ¿qué actores y actrices te gustaría que aparecieran?

Tanto Tierra de Sol como En blanco y negro son grandes candidatas para ser llevadas al cine. La primera porque es una aventura plagada de acción, escenarios diferentes, personajes fuertes, divertidos y entrañables. Y En blanco y negro porque recupera ese aire de cine clásico, de las películas que ya no se hacen, y le da una vuelta de tuerza un tanto irreverente al noir puro, con personajes muy potentes y una trama y subtramas bien trabajadas. La guionización no sería muy complicada.
Y sobre los actores y las actrices… Es un tema recurrente en los clubes de lectura en los que he participado, pero no voy a mojarme. Con que se llevaran al cine, ya sería feliz, no me voy a poner quisquillosa.


- ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto literario?

Sí, en unos relatos para un recopilatorio de varias autoras, otro libro de relatos negros independiente y en una novela negra-criminal.


- Desde que estás en el mundo literario, ¿qué es lo mejor que te ha pasado?

La cantidad de personas interesantes que estoy conociendo, desde compañeras de letras que conozco en los festivales y encuentros de literatura, pasando por las lectoras que se han convertido en seguidoras fieles. Personas que me están aportando muchísimo.
Y, obviamente, ser finalista en el premio del IV Festival de Cubelles Noir, como mejor novela negra escrita en castellano por una mujer y publicada en el 2018. En blanco y negro es la primera novela negra que escribo, ser finalista junto a autoras como Noelia Lorenzo Pino (que se llevó el galardón), Laura Balagué, Marina Sanmartín y Antonia Huertas fue inesperado y un subidón increíble.


- ¿Qué consejo le darías a aquellas personas que quieren empezar a escribir sus primeras historias pero que, por diversos motivos, no terminan de dar el paso?

Los dones son un regalo que se deben de compartir, pero si no se trabaja, son como una planta hermosa que si no se riega, se muere. Así que si uno tiene ese don y quiere escribir, que se lance a ello, que se forme, que lea a otras y otros autores. De la prueba/error es como se aprende.


- Para finalizar la entrevista, la gente que la haya leído y que quiera adquirir algún ejemplar de tus novelas, ¿de qué modo lo pueden hacer?

Aunque pueden encontrarse en las grandes tiendas virtuales, siempre siempre siempre recomiendo acercarse a una librería física. El trato humano del librero nunca sustituirá la placidez anodina de una pantalla. El placer de la lectura empieza al entrar en la librería, con el olor a papel, con el sonido de las páginas que hojeas... Si en la librería no lo tienen en stock, el librero lo encargará y en un par de días lo tienes en la tienda.

Muchas gracias. Ha sido un placer tenerte en el blog. Te deseo lo mejor de cara al futuro.
Las gracias a ti por esta buena charla.